El patio y la parrilla se roban el show en el verano canadiense

Foto de Kampus Production en Pexels

La llegada del verano -a partir de junio- en la mayor parte del territorio canadiense genera un sentimiento de entusiasmo que se percibe en el ambiente. Los cada vez más intensos rayos de sol iluminan los rostros de sus habitantes, sus sonrisas, y empiezan a calentar los números de una importante temporada para la economía del país.

No es casual que las vitrinas y escaparates de las tiendas en todo el país exhiban con suficiente anticipación los más variados modelos de parrillas para ser accionadas con gas, carbón, madera o electricidad. Los comerciantes y publicistas conocen de esa obsesión canadiense por la barbacoa y están listos para aprovecharla. No en vano existen en el mercado reconocidas marcas locales e internacionales, e incluso una Asociación de Hogar, Patio y Barbacoa de Canadá (HPBAC), que representa al sector y sus innovaciones.

En Canadá hay una conexión que mucha gente hace entre la parrilla y los sentimientos felices. Quizá la combinación de sus largos inviernos y la nostalgia del verano provoca que muchos conciban un día perfecto si se ha preparado carne asada o ahumada en el patio trasero o en el balcón, junto a familiares y amigos.

De ahí el esmero de los canadienses por diseñar y acomodar sus patios con los colores de moda, con los muebles de exteriores más confortables, con los electrodomésticos más ajustados a su estilo (cocción rápida a gas o lenta con carbón) y por supuesto con todos los utensilios necesarios para hacer de la barbacoa mucho más que carne a la parrilla, una experiencia. El sol, los olores de la carne y los comensales permiten que esta parte del verano esté llena de buenos momentos.

Un estudio de la consultora IPSOS en 2010 ya estableció que en el verano los canadienses, en promedio, hacen barbacoas al aire libre dos veces por semana; y que la comida de verano favorita no es tanto un artículo específico, sino un método de preparación: a la parrilla (37%). Dos de cada diez (17%) encuestados entonces dijeron que el bistec es su plato favorito de verano, mientras que una proporción similar prefirió las hamburguesas (16%) o el maíz en mazorca (15%). 

Los restaurantes en todas las ciudades de Canadá hacen esfuerzos e inversiones en la temporada para acomodar sus patios y actualizar la carta a la barbacoa que de seguro tendrá delicias como el Barque Benedict, en Toronto, que consiste en pechuga de ternera ahumada sobre pan de maíz, con dos huevos escalfados y bañada en salsa holandesa ahumada de barbacoa. En ciudades como Victoria, en British Columbia, habría que probar el Pig BBQ Joint, donde la estrella es una salchicha de cerdo envuelta en tocino, ahumada, cortada en rodajas y apilada en un sándwich con salsa barbacoa picante. En Calgary, es famoso el Elvis Platter de Alberta Big T. 

En mayo de 2020, IPSOS actualizó su análisis sobre las tendencias de consumo en la industria alimenticia en Canadá y determinó que la ansiedad, el estrés y la incertidumbre provocada por la pandemia de Covid-19 renovó el interés por la parrilla, pues muchos de sus habitantes prefieren la comodidad en lugar de la moda. Y una parrillada con familiares y amigos es lo más reconfortante. El  90% de los habitantes de Canadá prefieren preparar hamburguesa a la parrilla, seguidos por hot dogs y trozos de pollo. Luego van los filetes y las costillas de cerdo.

 

Sabías qué:

  • La tradición de la barbacoa en Canadá está arraigada en la historia ambigua del país. Comenzó, en 1837, cuando los grandes del Alto Canadá intentaron sofocar la creciente rebelión adoptando una tradición nativa. Llenaron un pozo de cimentación abandonado con madera y lo usaron para asar un buey entero, arrastrando el cadáver carbonizado por la ciudad en un trineo, cortándolo en filetes y distribuyéndolo gratis a la gente, junto con cerveza y música, en honor a la Reina. Esta acción fracasó como esfuerzo de pacificación, pero el asado de buey fue recordado durante décadas, y sentó los pilares del asado canadiense: un largo fin de semana dedicado a la reina Victoria, en el primer fin de semana de mayo. En 1940, la palabra «barbacoa» pasó al patio trasero.
  • Previo a la temporada de verano, los muebles y accesorios más promocionados y vendidos en Canadá son los de exteriores. La oferta de productos va desde salas, comedores, sombrillas, bancas, cojines, lámparas, parrillas, accesorios para parrilladas, termómetros para la carne, enfriadores para bebidas y artículos para mascotas.

 

Fuentes: https://www.ipsos.com/en-ca/news-polls;
https://hpbacanada.org/?s=industry+statistics ;
https://www.theglobeandmail.com/life
https://www.furniture.ca/pages/outdoor-collection




Deja una respuesta