Los inmigrantes contribuyen al crecimiento de Canadá

immigrants-1439932-1279x852

Los registros de información del Gobierno de Canadá destacan que el aporte de los extranjeros que han llegado desde diferentes destinos para radicarse en el país es amplio y permanente. Bajo el lema de “la inmigración importa”, Canadá destaca la invalorable contribución de los inmigrantes en los ámbitos del arte, la cultura, la salud, el deporte, la ciencia, la tecnología y por supuesto los negocios.  

Las cifras de Estadística Canadá, basadas en el Censo de 2016, señalan que el sector empresarial genera empleo para alrededor de 12 millones de personas y los emprendedores son una parte muy importante; pues de hecho, más de 2.7 millones de canadienses trabajan por cuenta propia, y más de 800,000 de ellos tienen empleados remunerados. 

Dan Kelly, presidente y director ejecutivo, de la Federación Canadiense de Negocios Independientes ha señalado «la inmigración económica siempre ha sido el alma del éxito económico de Canadá y ha desempeñado un papel clave en la construcción de nuestra gran nación», según reporta el portal del Gobierno de Canadá.

Los inmigrantes propietarios de negocios están activos en todos los sectores de la economía canadiense, desde la construcción, los servicios profesionales, la atención médica y el comercio minorista. Además, existen 47.000 inmigrantes en puestos de alta dirección en todo el país.

Muchos de esos inmigrantes han alcanzado notoriedad por sus aportes al crecimiento del país y por su impacto positivo a la humanidad y a la generación de empleos. Por eso queremos compartir las historias inspiradoras de dos famosos inmigrantes, que un día llegaron a Canadá con ideas creativas, ilusiones y total compromiso con sus nuevas vidas.

La inteligencia artificial para facilitar la vida se cocinó en un hogar en Ottawa 

Uno de los migrantes destacados en el ámbito de la Ciencia y la Tecnología, es Robert Wang, quien emigró a Canadá desde China en 1994, y en la ciudad de Ottawa, Ontario, inventó la Instant Pot, un aparato de cocina inteligente que ha sido número uno en ventas en Amazon y en Wallmart desde 2011.

Robert Wang se especializó en Inteligencia Artificial (IA), alcanzó un doctorado en ciencias de la computación e hizo un posgrado en el lenguaje de programación de IA conocido como Gödel. En 1994 comenzó a buscar otros lugares para aplicar sus habilidades y decidió migrar a Canadá.

Allí, tanto Wang como su esposa, Tracy, diseñadora de sistemas se dieron cuenta de la importancia de tener tiempo para preparar comidas saludables y soñaron con crear una “máquina de cocinar inteligente”. Así, en 2008 aprovechado las opciones de crecimiento profesional que ofrece Canadá, su esposa se cambió a un trabajo del gobierno en la Agencia de Ingresos de Canadá para proporcionar a la familia más estabilidad, mientras Wang perseguía su sueño empresarial de aplicar la última tecnología a una olla de presión.

Reclutó a dos socios e invirtió más de USD 300. 000 en el desarrollo de productos, la mayoría de los cuales se hicieron en el estudio de su hogar, en Kanata, Ottawa. La elegante olla cilíndrica, conocida como Instant Pot, debutó en 2010 y luego evolucionó con características como conectividad Bluetooth, posibilidad de hacer yogurt y pasteles, ser un vaporizador y esterilizador. La última Instant Pot incluso tiene Wi-Fi, que permite a los cocineros crear programas personalizados para el dispositivo desde sus teléfonos.

La compañía de Wang, creada en Canadá, logró que su producto estrella sea en 2012 la olla de presión más vendida en Amazon.com y siga una senda de crecimiento que sigue extendiéndose. 

Un refrescante negocio que mueve la economía canadiense

Otra historia fascinante sobre la migración es la de John Molson, empresario de origen inglés, que a los 18 años migró a Canadá llevando consigo la herencia de su familia y una sed inagotable por desarrollar el negocio de la cerveza en la colonial Quebec de 1786. 

Este personaje es uno de los más inspiradores migrantes, pues es la personificación de lo que el esfuerzo, el trabajo y la confianza en los propios talentos permite desarrollar en una tierra nueva.  Además de fundar la Cervecería Molson, construyó el primer barco de vapor y el primer ferrocarril público en Canadá. John Molson fue también presidente del Banco de Montreal y estableció un hospital, un hotel y un teatro en Montreal. Su dinastía se ha forjado ya durante siente generaciones y actualmente la familia Molson sigue siendo una de las más adineradas y destacadas en Canadá.

Molson se estableció en Montreal y con el dinero de su herencia impulsó la cervecería, que luego de la Revolución Francesa se convirtió en un verdadero símbolo del país, empleando trabajadores locales para aprovechar la selecta cebada canadiense. Este destacado personaje pronto se involucró en varias causas filantrópicas, como la construcción del primer hospital público de Montreal y el primer ferrocarril, que conectó Montreal con Nueva York. 

En 1957, siguiendo el legado de su creador, la cervecería Molson empezó a brindar apoyo al hockey del país co-comprando el Canadian Arena, que incluía el Foro de Montreal y los Montreal Canadiens, lo que marcó el comienzo de una asociación donde los hermanos Geoff, Andrew y Justin Molson quedaron a cargo del icónico equipo en 2009.

Los lazos de los Molson con el hockey sobre hielo se fortalecieron en 1973, cuando comenzaron una asociación con los Toronto Maple Leafs que lleva ya más de 40 años. En 2005, la compañía cervecera se fusionó con Coors, con sede en los Estados Unidos, para formar la actual firma Molson Coors Brewing Company, que tiene plantas en Montreal, Toronto y pronto también en una ciudad de British Columbia.

Fuentes: https://ottawacitizen.com/business/; https://www.theglobeandmail.com/; https://instantpot.com/about-instant-brands/  http://www.molson.ca/en/index; https://www.thecanadianencyclopedia.ca/en/article/john-molson; https://www.molsoncoors.com/about/history; https://www.canada.ca/

Deja una respuesta