Naturaleza y deporte son aliados de primera en Canadá

Banff National Park, Alberta, Canadá. Imagen de Jaime Reimer en Pixabay

Siempre es buen momento para practicar deporte en Canadá. El país se caracteriza por la versatilidad de actividades que se pueden practicar de acuerdo con la estación del año, el clima y la región o ciudad a donde se encuentre. Lejos de ser un impedimento, las temperaturas bajo cero durante el invierno constituyen una oportunidad que ha llevado a los canadienses a ser número uno en varios deportes. 

 

Patinaje, hockey y esquí, son algunas de las disciplinas que se practican en el país, con la complicidad del hielo y la nieve. Esto lo hace más divertido porque combina el deporte y uno de los elementos favoritos del invierno: la nieve, cuenta Katarina Villanueva, una joven entusiasta que publica en su muro de Facebook sus actividades cuando visitó el país para estudiar.

 

La posibilidad de practicar deportes sobre hielo está abierta a todos los habitantes y turistas que llegan de visita a las distintas regiones y ciudades del país. Si bien es necesario recibir una instrucción sobre la práctica de ciertos deportes, existen diferentes lugares que facilitan el desarrollo de los deportes sobre hielo tanto para principiantes como para deportistas expertos.

 

Canadá es la cuna del hockey sobre hielo, que empezó a practicarse en el siglo XIX, y su principal trofeo anual es la “Stanley Cup”. Los equipos participan en la Liga Nacional de Hockey, que se fundó el 26 de noviembre de 1917, en Montreal, con cuatro equipos procedentes de la Asociación Nacional de Hockey. Esta Liga es considerada una de las cuatro grandes de Norteamérica, entre las que se encuentran la NBA de baloncesto; la NFL de fútbol americano; y la MLB de béisbol.

 

Así mismo, la naturaleza canadiense, además de ser indudablemente bella, ofrece todo tipo de actividades, desde excursionismo y kayak hasta ciclismo y escalada. Hay infinidad de empresas en todo el país que ayudan a equiparse y salir al aire libre en verano.  El excursionismo es una de ellas.  No es preciso ser senderista para hacer excursiones en Canadá. Aunque hay multitud de itinerarios de varios días para quienes deseen caminar por la naturaleza salvaje, también existen muchos senderos para dar un paseo suave.

 

La capital del excursionismo es el Banff National Park, con vistas maravillosa a las que pueden acceder los aventureros conocedores y los principiantes.  La red de parques (www.bcparks.ca) provinciales de British Columbia (BC) ofrece más de 100 lugares con paisajes diferentes por los que caminar, como los volcanes antiguos del Garibaldi Park o el popular sendero alpino de Berg Lake en el Mt Robson Park. 

 

El fascinante esquí

 

En las cadenas de montañas costeras se puede practicar esquí. Allí se encuentran las mejores estaciones del mundo para este deporte, según los entendidos. Un ejemplo es Whistler Blackcomb, con 3.300 hectáreas de área esquiable, que se ubica cerca de Vancouver. 

 

Uno de sus atractivos es el Peak 2 Peak, un teleférico de tres cables que une dos montañas: Whistler y Blackcomb. Esta estructura alcanza una altura sobre el vacío de 436 metros, en un recorrido que supera los tres kilómetros entre torres, proporcionando una vista fascinante sobre la Columbia Británica.

 

También se destaca Sun Peaks, con 1.728 hectáreas, que cuenta con pistas para niveles avanzados, remontes modernos y lugares adecuados para practicar el snowboarding (se utiliza una tabla para deslizarse sobre una pendiente cubierta por nieve).

 

Otra área para el esquí y los otros deportes extremos es el Lake Louise, ubicada en Banff National Park, de 1.700 hectáreas, que cuenta con siete remontes y un desnivel esquiable de unos 1.000 metros. Tiene una de las temporadas más largas, desde noviembre hasta finales de mayo.

 

 

Deporte al aire libre

 

Canadá posee escenarios naturales que muestran una belleza incomparable. Lagunas, montañas, bosques protegidos y una naturaleza prodigiosa, se pueden disfrutar mientras se practican deportes al aire libre.

 

Barranquismo, senderismo, canyoning, escalada, rafting, esquí de pista, windsurf, remo, rafting, rugby, hockey, fútbol, mountain bike y  ciclismo, son las modalidades preferidas por propios y extraños.

 

Los deportistas del país tienen trayectoria y jerarquía en ellos. Un ejemplo es el remo, que se popularizó desde 1992, cuando el equipo canadiense ganó cuatro medallas de oro y una de bronce en los juegos Olímpicos de Barcelona. El Ártico canadiense, cuna del kayak, sigue siendo un lugar especial para remar: se pueden surcar los fiordos polares de la isla de Ellesmere y ver narvales y morsas durante el breve verano. 

 

Más al sur, es posible deslizarse junto a bosques primigenios y tótems en la Gwaii Haanas National Park Reserve (BC) o en el estrecho de Johnstone de la misma provincia, donde se verán orcas cuando salen a respirar.

 

Canadá es además una importante capital de la escalada, ideal tanto para subidas cortas de escalada deportiva como para ascensos épicos por grandes paredes.

 

La región de Squamish, entre Vancouver y Whistler (BC), es un centro de escalada con docenas de canaletas, caras, aristas y extraplomos accesibles (y no tanto). Los Squamish Rock Guides (www.squamishrockguides.com) son una buena introducción.

 

Fuentes: Varios sitios web, blogs, y Lonelyplanet.es

Deja una respuesta