Trabaja en Canadá cuidando niños y ancianos

Imagen de Adamtepl en Pixabay

A partir del 18 de junio de 2019 están vigentes en todas las provincias de Canadá, excepto en Quebec, dos programas piloto que permiten a las familias o empleadores contratar a un extranjero como cuidador a domicilio.

El primero, conocido como Home Child Care Provider pilot, se ubica en la Clasificación Ocupacional Nacional (NOC) 4411, que excluye a los padres de crianza; y el segundo, que es el Home Support Worker pilot, con NOC 4412, que excluye a las amas de llaves. Este último está dirigido al cuidado de ancianos y personas con necesidades especiales o enfermos.

Ambos programas piloto, traducidos al español como Proveedor de cuidado infantil y Trabajador de apoyo en el hogar, brindan a los cuidadores la oportunidad de convertirse en residentes permanentes una vez que tengan dos años de experiencia laboral elegible en Canadá. Los dos pilotos permiten la contratación de familiares, que al llegar a Canadá podrían trabajar o estudiar mientras obtienen experiencia laboral. Se trata de una opción para las familias, no necesariamente empresas.

Debido a la alta necesidad de este tipo de trabajadores en Canadá, el gobierno ha establecido 5 mil cupos para cuidadores, distribuyendo 2500 para cada una de estas categorías. Los requisitos básicos para aplicar son los siguientes: 

  1. El candidato deberá demostrar por lo menos un año de educación postsecundaria fuera de Canadá. Ello significa que una vez terminado el bachillerato haya estudiado un año en una carrera técnica o intermedia en cualquier área que le haya otorgado algún diploma. Este título debe ser validado por una de las tres organizaciones existentes en Canadá para ese propósito; como el WES, donde el proceso toma alrededor de 15 días y cuesta entre 200 y 300 dólares canadienses.
  2. Presentar resultados de pruebas de idioma que demuestren que pueden comunicarse en inglés o francés. Para ello es necesario rendir el examen IELTS general y obtener al menos 5 puntos en las habilidades de hablar, escribir, escuchar y 4.5 en leer.

 Sobre este aspecto es necesario mencionar que, si bien el puntaje del examen no es tan alto, si es importante la capacidad que tenga el trabajador de leer instrucciones para administrar medicamentos o llamar a los servicios de emergencia en caso necesario. Además, es necesario demostrar que el aplicante está capacitado y tiene experiencia para cumplir las tareas de cuidado y atención a niños, ancianos y personas con necesidades especiales.

3.- Tener la oferta de un empleador canadiense, que puede ser un familiar o una familia que requiera el servicio. Una ventaja de los dos actuales programas piloto a los que estamos haciendo referencia es que el empleador ya no debe hacer un proceso de Labour Market Impact Assessment (LMIA), que en un programa anterior exigía al empleador demostrar que hizo todos los esfuerzos para contratar un empleado dentro de Canadá y no lo encontró; por eso necesita traer a un extranjero. En los actuales programas piloto de Proveedor de cuidado infantil y Trabajador de apoyo en el hogar, es suficiente con tener la oferta de trabajo.

Al cumplir los requisitos, es importante que el aplicante sea admisible. Es decir, que tenga un buen estado de salud, demostrando con chequeos médicos que no tiene enfermedades infectocontagiosas o costosas de cubrir. Otras condiciones que podrían hacer inadmisible a un aplicante es que tenga antecedentes criminales o haya estado ilegal en Canadá.

En Plan B Immigration Services estamos en condiciones de asesorar a aplicantes fuera y dentro de Canadá para obtener el permiso de trabajo y la residencia permanente mediante estos dos programas piloto. Cabe mencionar que estas categorías están abiertas para las personas o familias que estén en capacidad de contratar y pagar por los servicios de cuidadores, de acuerdo con la normativa laboral vigente en el país.

Una buena noticia sobre estos programas de cuidado de niños, ancianos y personas vulnerables es que el candidato puede aplicar para llegar a Canadá con su familia. Para ello es necesario conseguir una oferta de empleo para el aplicante, gestionar un permiso de trabajo para la pareja y el permiso de estudios para los hijos menores de 18 años. No existe un límite de edad especificado para estos programas y el aplicante puede ser hombre o mujer.

El salario que podría percibir un trabajador dentro de estos dos programas piloto depende de cada provincia, aunque promedio estaría entre 11 y 21 dólares la hora. 

Para más información puedes escribirnos a info@planbimmigration.com y mirar los videos: Parte 1: https://youtu.be/_qIzYKwhOoI Parte 2: https://youtu.be/skns7bYgd5k

 

 

Deja una respuesta