Las ciudades canadienses acogen amigablemente a las mascotas

Picture: Krista Mangulsone https://unsplash.com/s/photos/pets

“Me voy a vivir a Quebec en unos meses y quiero llevar a mis tres perritas, pero no se
si es posible ingresar con ellas a Canadá. Me preocupa dejarlas porque somos una
familia y no podríamos estar sin ellas”, relata la mexicana Elena Montero, en el blog de
Anai Sophie.
Esta es una inquietud cada vez más frecuente cuando se trata de establecerse en
Canadá. Afortunadamente, el país es sensible a esta realidad y efectivamente permite
el acceso de perros, gatos, ciertos anfibios, reptiles y algunos roedores, aunque es
necesario cumplir con determinados procedimientos.
De hecho, Toronto se encuentra entre las siete ciudades del mundo más amigables con
las mascotas, según una estadística publicada por Booking.com. Compite en esa lista
con Tel Aviv, Carmen (California) Ámsterdam y otras. Los criterios para elegirlas tienen
en cuenta la cantidad de atracciones permitidas para mascotas como museos
amigables para perros, parques y playas sin correa y menús dedicados para perros.
Así, los perros y gatos son bienvenidos en Canadá, aunque requieren un certificado
internacional de vacunación, un certificado de salud veterinaria y un permiso sanitario
de exportación, que se obtienen en el país de origen.
El Programa Nacional de Salud Animal, de la Agencia Canadiense de Inspección de
Alimentos (ACIA), establece los requisitos de importación para todos los animales y
productos animales que ingresen a Canadá, incluidas las mascotas domésticas y las
mascotas no tradicionales. Estos requerimientos normalmente son sencillos, aunque
es necesario verificar las condiciones del viaje.
Por ejemplo, cuando los perros van a ser trasladados por avión, su propietario debe
cumplir con los requerimientos de la aerolínea. La mayoría solicita que el animal viaje
en una jaula transportadora y contar con los certificados mencionados.

 Si se trata de un perro de compañía, el Programa no exige cuarentena, ni tampoco es
indispensable que tenga microchip o tatuaje. Sin embargo, la Agencia de Servicios
Fronterizos de Canadá (CBSA) puede solicitar que cualquier animal sea sometido a una
inspección secundaria por parte de la ACIA.
Otro requisito es que el médico veterinario que emita los certificados de vacunación y
de salud veterinaria en el país de origen tenga licencia, para que pueda emitir el
certificado internacional de salud para perros y gatos.
Cada certificado debe incluir los datos de identificación de la mascota (raza, color,
peso); lugar y fecha de vacunación contra la rabia; nombre comercial y número de
serie de la vacuna que se le aplicó al animal. Además, es importante la especificación
de la duración de la inmunidad. El certificado también requiere los datos del
propietario, el país de origen del animal y los países en los que ha residido en los dos
últimos años.
Finalmente, para viajar con una mascota a Canadá es necesario solicitar el permiso
sanitario de exportación, que se tramita en la dependencia gubernamental de
agricultura del país de origen, por medio del servicio de sanidad agropecuaria.
Así podrá disfrutar de la compañía de su mascota, como lo hace Celio Mountese, quien
comenta en el blog de cultura y costumbres, que para que su yorkie poo no pase frío
en el invierno tiene una colección de abrigos.
De hecho, no es extraño ver viajando en el metro subterráneo o en los buses y
streetcars, en Toronto, a perros de distintos tamaños junto a sus amos. Los perros
están permitidos en el transporte público de Toronto fuera de la hora pico. Además, la
ciudad cuenta con muchos restaurantes que abren las puertas de sus patios y terrazas
en verano para permitir el acceso de las mascotas. Varios sitios incluso ofrecen menús
especiales para ellos, que consideran su tamaño, raza y preferencias.
Canadian Dogs Annual investigó sobre la vida de las mascotas en Canadá y afirma que
existen casi siete millones de caninos en el país. La mayoría vive en entornos urbanos
donde los servicios y comodidades para ellos parecen estar creciendo en cifras récord.
Ello motivó a este portal especializado a elaborar el Top 50 de ciudades canadienses
más amigables para mascotas, entre las que se destacan:
1) Kelowna, British Columbia;
2) Victoria, British Columbia;
3) Nanaimo, British Columbia;
4) Vancouver, British Columbia;
5) Kingston, Ontario; 
6) Guelph, Ontario;
7) Chilliwack, British Columbia;
8) 
Kamloops, British Columbia;
9) Peterborough, Ontario;
10) Charlottetown, Prince
Eduard Islands.
Siguiendo ocho criterios, este ranking clasificó y evaluó a cada ciudad, en función del
número de mascotas per cápita; la cantidad de veterinarios, cuidadores, entrenadores
y minoristas de artículos para mascotas; así como alojamientos y restaurantes que las
aceptan, parques para perros o playas y calidad del aire en cada ciudad.
Ahora si está listo para llevar a su mejor amigo a un ambiente amigable y cada vez con
mayores servicios especializados.

Deja una respuesta